925 49 34 63 info@instalacionesfami.com
Suelo radiante refrescante y aerotermia en Toledo

Suelo radiante refrescante y aerotermia en Toledo

Como ya te adelantamos en el anterior post sobre la aerotermia, en éste vamos a mostrar la perfecta relación que se puede establecer entre esta tecnología energética con el uso de suelo radiante y refrescante.

Toledo es un clima donde el verano y el invierno muestran la suficiente oscilación térmica como para precisar con bastante frecuencia, más de la que muchos desearíamos, de refrigeración y calefacción.

Muchos de vosotros tenéis una idea muy lejana de lo que son la aerotermia y el suelo radiante y refrescante. Hoy terminamos de sobrevolar ambos conceptos y, lo que es más importante aún, vamos a establecer la perfecta unión que surge de ponerles a trabajar conjuntamente.

¿Qué es el suelo radiante y refrescante?

Es una climatización total ya que proporciona frío en verano y calor en invierno.

Esto se realiza gracias a un sistema de tuberías que están embebidas en el suelo, habitualmente de hormigón, que conducen agua a la temperatura necesaria para calefactar o refrigerar las estancias del hogar.

Se la suele llamar también climatización invisible porque desaparece de la vista de los usuarios con las enormes ventajas que esto supone para el diseño de interiores.

El suelo radiante es considerado como el sistema de calefacción-refrigeración más confortable del mercado dadas sus increíbles prestaciones.

Prejuicios falsos del suelo radiante y refrescante

Hay una serie de ideas preconcebidas, basadas en presupuestos erróneos que menoscaban injustamente la excelente reputación del suelo radiante y refrescante.

  • No vale para zonas frías. Países con climas muy fríos, como los de Europa del Norte, tienen una larga experiencia de más de 40 años con el suelo radiante.
  • Produce varices. Esto sólo podría ocurrir mediante una exposición continua a temperaturas muy elevadas. La normativa prohíbe sobrepasar los 29º en instalaciones de suelo radiante. Normalmente se emplean entre 23º a 25º. Este uso no plantea el más mínimo problema de varices.
  • Consume mucha energía y funcionan mal. Esta idea errónea procede del hecho de que hay muy pocas empresas que los saben montar bien. A ello se le suma que los usuarios no son convenientemente asesorados en su uso. Ambas realidades están detrás de la injusta mala fama que tiene la climatización invisible.

Vamos a extendernos un poco en este último punto.

Malas instalaciones y utilizaciones del suelo radiante y refrescante

La instalación de este tipo de equipos se debe realizar mediante obra. Una obra en casa siempre produce situaciones de estrés y exige al montador conocimientos y habilidades que exceden el ámbito de la climatización y calefacción.

 

Se debe calcular con extremada precisión los circuitos de tubos que van a discurrir por suelo, tomando en cuenta las orientaciones, las ventanas que hay en el hogar y la extensión de superficie que.

Si vamos a tener muchas tuberías y mucha extensión en metros cuadrados vamos a necesitar un grupo de bombeo con una potencia acorde con el trabajo que debe realizar.

Las que suelen utilizar las calderas no valen pues están enfocadas al uso con radiadores. A pesar de ello, hay “instaladores” que los conectan directamente a las calderas.

El suelo radiante trabaja a bajas temperaturas, hasta un máximo de 40º. Un exceso de temperatura puede producir roturas en los tubos. No es raro ver instalaciones funcionando a 50º.

El sistema del suelo radiante y, en general, la vivienda donde se instala debe estar bien aislados. De no ser así las fugas de calor necesidad de intensificar las temperaturas con el consiguiente aumento de gasto, pérdida de la eficiencia energética, peligro de rotura de las tuberías y la aparición de zonas muy calientes en el pavimento. Nada de ello ocurriría con un correcto aislamiento.

Una instalación profesional evita las fugas del suelo radiante. De hecho, de hacerse bien las cosas, repercute en que el suelo radiante se convierta en uno de los sistemas más seguros.

El espesor del subsuelo sobre el que se asienta el sistema de tuberías debe ser el adecuado. El mortero lo que recubre debe tener un espesor de unos 5 cm y llevar una aditivo especial para evitar las infiltración de aire y asegurar un correcta difusión térmica.

En general, son muchas las cosas que hay que tomar en cuenta para la correcta instalación de los aparatos de suelo radiante/refrescante.

Un instalador formado y experimentado en su instalación va a realizar un trabajo enfocado a sacar el máximo rendimiento de este excepcional sistema de calefacción y climatización.

Un instalador “aficionado” va a ocasionar que el aparato funcione mal, que no sea eficiente, lo que tarde o temprano se va a traducir en todo tipo de problemas y averías y un gasto excesivo. Son estos instaladores los que están generando esa mala e inmerecida imagen del suelo radiante.

instalaciones-fami-suelo-radiante-refrescante-aerotermia-02

Ventajas del suelo radiante y refrescante

De una correcta, esto es, de una profesional instalación de este sistema se desprenden una innumerable cantidad de ventajas

Elevado confort. Provoca una distribución homogéneo de las temperaturas hacia los lados y de arriba a abajo. Temperaturas de máximo confort para el cuerpo humano.

Ahorro y eficiencia. Es un sistema de bajo consumo y de baja temperatura que provoca ahorros de hasta el 20% frente al uso de otros medios tradicionales.

Elimina las corrientes de aire de otros sistemas. Se evitan así el movimiento del polvo y la sequedad ambiental, fomentando un ambiente más saludable.

Al estar oculto, es ideal para plantear la decoración sin obstáculos ni impedimentos.

Es un sistema de climatización total ya que cubre las necesidades de calefacción y refrigeración necesarios en las distintas épocas del año.

Es completamente silencioso.

¿Por qué es ideal el suelo radiante y refrescante con aerotermia?

Los medios de baja temperatura (entre los que está la aerotermia) se adaptan mucho mejor a las características del suelo radiante que los tradicionales de alta temperatura. Se puede decir que se produce una perfecta y natural simbiosis entre los sistemas de baja temperatura y la climatización invisible.

La bomba de calor de aerotermia logra muy buen rendimiento a bajas temperaturas. Si comparamos el uso de estas bombas con radiadores convencionales o con instalaciones de suelo radiante, el ahorro en los primeros puede alcanzar un 30%, con los segundos puede llegar al 65%. La temperatura con la que trabajan cada uno de ellos define este ahorro: los radiadores trabajan hasta 80º y los sistemas de suelo radiante hasta 40º.

Los estudios recomiendan el uso del sistema de suelo radiante y refrescante con la aerotermia y con la geotermia. Ambos rendimientos muy similares al trabajar junto al suelo radiante/refrescante.

Se inclina la balanza hacia la aerotermia en aquellas viviendas que no pueden realizar una perforación, por limitaciones espaciales o por el volumen de inversión que impone la geotermia.

Aerotermia y suelo radiante y refrescante

En los dos últimos post te hemos hablado por extenso sobre estos dos sistemas y, en éste, te hemos contado las ventajas de que trabajen juntos.

Como te hemos ido explicando, es fundamental, sobre todo lo concerniente al suelo radiante/refrescante, que tu instalación la lleve a cabo expertos profesionales que te ayuden a aprovechar al máximo las excelentes cualidades de estos dos eficientes y modernos sistemas de calefacción y climatización.

En Fami, por desgracia, hemos asistido al negativo impacto que tienen unas instalaciones mal planificadas y mal llevadas a la práctica. Demasiado habitualmente, socorremos a muchos usuarios que han sido víctimas de unos mal llamados profesionales.

Nos ofrecemos para que te pongas en contacto con nosotros para asesorarte y a instalarse adecuadamente estas excelentes equipaciones. Tenemos una amplia experiencia y un profundo conocimiento en ellas.

El ahorro, el confort y el respeto con el medio ambiente te están esperando. ¿A qué esperas tú?