925 49 34 63 info@instalacionesfami.com

Eléctricas

La electricidad es una fuente de energía que presenta muchas ventajas: es muy fácil de transportar y de distribuir, satisface necesidades en el hogar y la oficina, permite su accesibilidad a los lugares más alejados, etc.

Desde Fami proponemos dos formas de calefacción eléctrica: calor azul y calderas eléctricas para introducir calor en su hogar y en sus espacios corporativos.

Calor azul

Es un sistema de calefacción eléctrica de bajo consumo y de alto rendimiento por fluido térmico. Se trata de radiadores que toman energía de la corriente eléctrica y la propagan por la habitación mediante un radiador de aluminio lleno de un líquido convector que recibe el nombre de SolAzul.

¿Qué aporta el calor azul? En primer lugar, debemos destacar su diseño. Es un radiador moderno que utiliza aluminio extruido para su carcasa, un buen transmisor térmico que hace que se transmita la temperatura del interior del radiador hacia el exterior, con la mínima pérdida. De la misma forma, su diseño genera una corriente de aire que sale por la parte superior del radiador y difunde el calor por toda la estancia.

Por otro lado, cuenta con un temporizador que controla la temperatura en función de la hora y del día de la semana. Esto puede ayudar a ahorrar bastante porque, no se necesita la misma temperatura en todas las habitaciones.

Calderas eléctricas

Las calderas eléctricas resultan la opción ideal allí donde se necesita un sistema de calefacción central totalmente seguro y eficaz.

A diferencia de otro tipo de calderas no precisan mantenimientos anuales ni inspecciones de seguridad. Evitan inconvenientes tales como pérdidas de gas, fugas en el piloto y, lo más peligroso, la intoxicación por monóxido de carbono.

Todos los componentes necesarios para su funcionamiento están instalados dentro de la caldera, sólo es necesario contar con las entradas y salidas de agua así como con la toma de corriente eléctrica.

Calor eléctrico, calor de verdad